jueves, 2 de octubre de 2008

En 1968 los jóvenes queríamos Libertad: Lenin Salgado

"En el 68 los jóvenes queríamos libertad: Lenin Salgado"



Sergio Lugo/ Red Social
Publicado en la Revista "Zócalo" http://www.revistazocalo.com.mx/

Armando Lenin Salgado no fotografió los sucesos del 2 de octubre en Tlatelolco, pero sí los eventos previos y posteriores. Sus imágenes son famosas y han dado la vuelta al mundo. Ya antes había retratado la guerrilla colombiana y estuvo presente durante el halconazo. Esto último le mereció la tortura. A 40 años del 68 buscamos a Salgado en el norte de Guerrero: sus ideales libertarios permanecen intactos. Y es que él vivió los acontecimientos.

Pilcaya, Guerrero. Me recibe Armando Lenin Salgado en el zócalo de Pilcaya, autor de varias fotografías que han recorrido el mundo: sobre el Ejército de Liberación Nacional de Colombia, el movimiento estudiantil de 1968, la Guerrilla de Genaro Vázquez y los Halcones del 10 de junio de 1971.
Ambos nos dirigimos a su hogar, un rancho ecológico que se encuentra a unos minutos del centro del poblado. Todo está rodeado de árboles. Cerca de la puerta de entrada se halla colocada una foto donde aparece el Armando junto a Gabriel García Márquez. Pasamos a su casa, me presenta a su mujer y luego a sus hijas. Empezamos la conversación. El tema central es el movimiento del 68.
Armando describe una foto tomada el 27 de septiembre de 1968: un tanque entra al Zócalo capitalino; los soldados se muestran desconcertados ante los jóvenes que les reclaman porque no los dejan manifestarse. En seguida una secuencia donde los militares con bayonetas se apresuran a formar una barrera para impedir el paso de los estudiantes a la plancha del Zócalo.
Otra más es la afamada El Bazukazo de la puerta de la Preparatoria Núm. 1 de San Ildefonso. “El gobierno decidió hacer esto porque estaba molesto de que los estudiantes cerraran las calles.” Después del bazukazo –considerado como un agravio a la autonomía universitaria–, Lenin se guardó algunos rollos en los calcetines, aunque fuera para conservar una imagen en ese entonces.
Dice que también se observaron carros destruidos, pero no salieron las fotos porque muchas se perdieron. El Ejército no se percató de que estaba siendo fotografiado porque todo mundo estaba en la locura de que iban a disparar; todo quedó destruido. El material quedó inédito por muchos años, porque a nadie le importó darlo a conocer. Las revistas tenían miedo de publicar las fotos porque no querían involucrarse.
No quiso presentar el material a su amigo Mario Menéndez, director de la revista ¿Por qué?, ni a Gustavo Alatriste, director de Sucesos para todos, porque Salgado colaboraba en ambas y no veía bien que alguna de las dos se llevara la exclusiva. Por eso las guardó y después aparecieron como documento. No se las podía dar a ¿Por qué? debido a que en 1971 publicaron su reportaje sobre el guerrillero Genaro Vázquez con la firma de otra persona. ¿Por qué? se distribuía entre los estudiantes a 2.50 pesos y entonces era la más crítica. Asegura que la revista Sucesos tampoco publicaría su material porque el director Alatriste no era la persona adecuada, porque “tenía ciertos conectes imposibles de superar en ese momento”. Además, en 1968 no se podía publicar en Sucesos porque Mario Menéndez ya se había ido (para fundar ¿Por qué?) y no era la misma línea editorial. “El asunto de las fotos debe aclararse ante tantas versiones e intenciones; no debe falsearse la historia.” Continúa: “hay una foto donde el Ejército entró al Politécnico y supuestamente encontró bombas molotov hechas por los estudiantes; en otra se observa la represión a los jóvenes que salen huyendo de la escuela”.

El MURO y los Tecos
Una imagen que llama mi atención es en la que sobre una pared reza MURO 1er AVISO. Armando Salgado afirma: “para nosotros el MURO era de Jalisco, una organización secreta que ahora está tronada; se descubrió que ahí está el PAN”. Sin embargo, para Álvaro Delgado, en su libro El Yunque, dice que el MURO (Movimiento Universitario de Renovadora Orientación) era un grupo de El Yunque que había nacido en Puebla en 1955; quienes sí eran de Jalisco, escribe Delgado, era el grupo de ultraderecha Los Tecos, rivales de El Yunque. Armando Salgado advierte: “el MURO no era confiable. Si tú lo atacabas se te iba encima. Reflejo de esta descomposición es el enfrentamiento narco-gobierno”.
El entrevistado comenta que el 2 de octubre del 68 no tomó fotos porque no se había enterado del suceso: se perdió el día más importante. Sin embargo, fue a Tlatelolco el 3 de octubre. Ese día nadie quería estar ahí, tenían miedo; él fue de los pocos periodistas que estuvo y a los militares no les importó su presencia, así que tomó fotos que a otros les pareció estúpido hacerlo.
Entre ellas sobresale una; explica: “es un militar que está palpando con su bota un cerebro en pleno piso”. Una más donde un soldado está sentado a un costado de la iglesia de Tlatelolco, con sus manos en el rostro. Y agrega: “eso de la versión oficial de 35 muertos, nadie me cuentea, yo lo viví”. Para la publicación de esas fotos, Salgado conocía a algunos que habían trabajado en Excelsior, pero le decían: “Ay muere, que ahí quede”. Tenían que guardar las fotos por las Olimpiadas, que dejara pasar el tiempo. Armando Lenin Salgado plantea que protestar y plantear que no somos felices “surgió de un sistema que nos está oprimiendo”.


Nos impidieron aprender
Armando nació en Iguala, Guerrero. Ahora vive desde hace 14 años con su familia en Pilcaya, lugar montañoso, porque quería alejarse de la Ciudad de México. Ahí nació DUAMA, Desconcentraciones Urbanas Amigos del Medio Ambiente.
Con música de Joaquín Sabina como fondo, dice: “que las verdades no tengan complejos, que no te den la razón los espejos”. Lenin Salgado platica que después de haber estado en la guerrilla colombiana en 1967, a su regreso en México se encontraba en un estado anímico difícil de superar y asegura que en el 68 se encontraba 10 años adelante: tenía experiencia. Él permaneció un mes en la selva colombiana tomándole fotos al Ejército de Liberación Nacional y a su líder Fabio Vázquez, comiendo mono salado y siendo atacado por enjambres de mosquitos que causaban paludismo.
En esa aventura estuvo acompañado por Mario Menéndez el Gordo, entonces director de Sucesos, quien fuera detenido al intentar huir de Colombia. “En 1968 nos encontrábamos muy verdes como para conocer la gente mugre que nos estaba envolviendo en algo muy diferente, por eso la matanza estúpida de Tlatelolco. No estábamos en contra de las Olimpiadas, a diferencia de ahora en Beijing que quisieron boicotear los tibetanos. Los jóvenes del 68 estábamos vírgenes para eso, queríamos libertad en todos los aspectos, sobre todo económica porque el PRI estaba asfixiando al país. La libertad de hoy es la libertad de economía salvaje, es libertinaje, somos un país rico-pobre porque nos tienen atados a una locura de pobreza. En el 68 los jóvenes éramos idealistas y soñadores, no realistas; 40 años después seguimos igual: los monopolios de comunicación hacen lo que quieren con los pueblos, el Presidente es un títere; pero hay un sector que ya no se chupa el dedo. En el 68 los jóvenes estaban tratando de organizarse, pero el gobierno no nos dejó aprender. No confiábamos en la televisión ni en la prensa, nuestro medio era correr la voz entre nosotros”.

La guerrilla en Guerrero
En 1971 Lenin Salgado entrevistó al normalista Genaro Vázquez, líder de la Asociación Cívica Nacional Revolucionaria (ACNR). Permaneció cinco días con la guerrilla. Él es autor de la foto más conocida del revolucionario guerrerense.
Salgado también pudo registrar la matanza del 10 de junio de 1971 el jueves de Corpus; las fotos más famosas de este hecho trágico también pertenecen a él. Por esto Salgado fue hecho prisionero y torturado por Raúl Mendiolea Cerecedo, bajo las órdenes de Miguel Nazar Haro, durante el gobierno de Echeverría.
Armando Lenin Salgado se considera anacrónico: “seguimos siendo subdesarrollados, minuto a minuto; a pesar de lo que has leído, ya no se es nada como individuo”. Actualmente Lenin Salgado es el responsable del informativo Corre la Voz Pilcaya, diseñado de manera rudimentaria y escrito a máquina de escribir. Aborda temas nacionales pero sobre todo del municipio. Lo distribuye en fotocopias, de mano en mano, donde es bien recibido.
Después de haber colaborado en las revistas más críticas de los sesentas, los mayores deseos de Armando Lenin Salgado son vivir en el mar y que su libro –Vida de Guerra, Planeta, 1990–, sea reeditado. Este libro (imprescindible para saber su trayectoria política), al igual que sus imágenes, son un tesoro histórico necesarios para no olvidar ni perdonar una realidad que nos ha sido arrebatada por muchos años.
Fotos: Armando Lenin Salgado.
Documental: "Tlatelolco las Claves de la Masacre", Canal 6 de Julio