sábado, 11 de abril de 2009

Semana Santa en Taxco (Fanatismo y dolor físico)

Semana Santa en Taxco
(Fanatismo y dolor físico)

Sergio Lugo
Columna “Red Social



La Semana Santa en Taxco representa un fenómeno muy interesante para quienes tenemos una ideología de izquierda y vivimos gran parte del año en este lugar.
En primer lugar después de ver a los penitentes en esta caso a los “flagelantes” y “encruzados” podemos constatar que las tradiciones de los pueblos mesoamericanos: Maya y Azteca por ejemplo, siguen vivas de alguna forma, esto es el “auto-sacrificio”: la sangre. Recordemos que los pueblos mencionados por medio de espinas se perforaban la lengua, dedos y otras partes de su cuerpo hasta sangrar y ofrecer esto como ofrenda a sus dioses. Ahora el “encruzado” carga varas de espinas en sus hombros y el “flagelante” se golpea la espalda hasta sangrar. Posteriormente esto se mezcló durante la época de la Colonia cuando los católicos nos impusieron la ideal del auto- castigo físico, como medida de corrección por tener pensamientos y conductas perversas que iban en contra de las buenas costumbres de la sociedad Novo-hispana, además el Santo Oficio de la Inquisición disciplinaba por medio de la tortura física a todo aquel que tenía ideas diferentes a la Iglesia Católica Romana. Por cierto cuando observamos a cualquier penitente vestido con su capirote (capucha) y falda color negro es muy parecido a un verdugo de la Inquisición.
Los católicos españoles fueron muy inteligentes a la hora de imponer su religión, pues al ver la importancia de la sangre para los indígenas, empezaron a hacer pinturas, esculturas y representaciones de Jesús el Cristo en baño de sangre, sufriendo físicamente, cargando su cruz. El penitente cuando camina por las calles de Taxco, parece que imita a Jesús en su vía crucis y lo hace generalmente en público, -como fueron los azotes y tres caídas de Jesús- para que la gente (público espectador) colectivamente se asombre y sensibilice ante el sufrimiento del penitente. Para éste el cargar la cruz de Jesús, lo hace simbólicamente llevando espinas en sus hombros en forma de Cristo en el caso de los “encruzados”. Y en el de los “flagelantes” es más claro: cargan una cruz de madera como Jesús. El panorama de las mujeres penitentes llamadas “Ánimas” o “encadenadas” es muy desolador pues en la forma de su penitencia representan el papel que viven dentro del mundo machista católico mexicano: caminan todo el tiempo agachadas –sumisas-, encadenadas –esclavas-, a ellas no se les permite cargar espinas, ni flagelarse. A ellas no se les permite opinar, liberarse.
Los motivos por el que la gente hace este tipo de penitencias son muy variados. Son por la salud de algún familiar, para dejar de beber, por haber cometido algún “pecado”, por devoción a Dios o simplemente por exhibición y fanatismo. Sin embargo todos coinciden en la forma de la penitencia: “El auto- sacrifico físico” con sangre y si es en un lugar público mejor. El anonimato es solo una máscara, en Taxco no funciona, como es un lugar pequeño todos nos conocemos. Por los acompañantes del penitente identificamos fácilmente de quien se trata. Si el penitente no quisiera exhibirse, se disciplinaría en un lugar privado. La conducta del penitente en general es incongruente: durante Semana Santa se sacrifica, sufre ante sí, ante todos, ante Dios. En el resto del año, en su mayoría son machistas, golpeadores, infieles con sus parejas, bebedores o corruptos. Al final el penitente se auto- sacrifica (salvo excepciones) no para pedir perdón por lo que hizo y no repetirlo, sino para seguir cometiendo “pecados” durante su vida, pues siente que con solo una vez al año de dolor físico, borra sus “errores” ante la sociedad y ante Dios. ¿En el fondo el penitente qué tanto seguirá la filosofía de humildad que se dice pregonó Jesús? La mayoría de los penitentes y participantes en las procesiones de Semana Santa en Taxco, ignoran la vida de Jesús, la historia de la religión católica y la estructura de su iglesia.
Esto nos lleva al segundo punto: Para nadie es un secreto que Taxco en su mayoría es conservador. Durante las procesiones, que por cierto participan decenas de Cristos como en la del Jueves Santo, se contradicen pues los católicos mataron a los indígenas por ser entre otras cosas politeístas, pero al ver aquí a tantas vírgenes y Cristos participar con diferentes nombres, decimos que la iglesia católica no predica con el ejemplo. Además los hombres que cargan estas imágenes por lo general están vestidos con pantalón negro y camisa de manga larga color blanco, donde portan un brazalete en su brazo izquierdo arriba del codo – con el nombre del Cristo que llevan- son casi idénticos a los Sinarquistas seguidores de la falange española de José Antonio Primo de Rivera, fiel al fascismo de de Adolfo Hitler. En Taxco hay una oficina de la Unión Nacional Sinarquista. Durante la Semana Santa en este lugar, hay racismo, pues los lugareños a los soldados romanos –personificados por adolescentes- les llaman “los judíos” o sea quienes aprehendieron y mataron a Jesús. Taxco tiene su santo mártir: San Margarito Flores el sacerdote cristero. Tres ex presidentes municipales se parecen a él: Isaac Ocampo, Abraham Ponce y Ramiro Jaimes. El primero quiso tener un Cerro del Cubilete al permitir construir un descomunal Cristo Redentor en la parte superior de la ciudad (por esto y su conservadurismo Taxco parece un municipio de Guanajuato) Juan Ruiz de Alarcón se merecía esta estatua por su valor de dramaturgo. El segundo, en su periodo se develaron tres estatuas de las tres clases de penitentes que participan en Semana Santa (además está en contra del aborto y se basa en la Biblia). Al tercero lo hemos visto ayudando a un “encruzado” primero como presidente municipal y el jueves pasado como diputado local. Los dos primeros como presidentes pertenecieron al PRI y el último es del PAN.
Por cierto, luego de la histeria (ocasionada por el miedo al narco) colectiva durante la procesión de los Cristos del jueves pasado, al ver imágenes y cristos en el suelo, ropa y zapatos tirados y gente llorando, bien se pudo haber filmado un cortometraje estilo Alejandro Jodorowsky.
Considero que si en verdad un católico quiere hacer penitencia y auto- sacrificio físico, que no solo sea en Semana Santa en Taxco, sino que realice trabajo comunitario ayudando a construir escuelas y hospitales públicos, así como pavimentar caminos en cualquiera de los pueblos pobres del municipio de Taxco. Los católicos son cautelosos, imitan a Jesús –que no sabemos si existió- solo en su aspecto físico, pero no se atreven a seguirlo en su nivel de conciencia. http://www.redsocialclub.blogspot.com/

3 comentarios:

Anónimo dijo...

mira mequetrefe por lo visto no eres catolico por toda la sarta de estupideses q escribes en tu nota solo te quiero decir una cosa ni los presidentes ni los narcos ni los malos hermanos q existen en las distintas hermandades podram cambiar el sentir y la creencia q tenemos hacia dios ok invesil y si nos preparamos todo el año para poder recibir nuestro premio en semana santa q es nuestra penitencia ok busca e investiga sobre nosotros los verdaderos penitentes y no es fanatismo ni dolor fisico por q no sentimos nada por q dios esta con nosotros en esos momentos en cuanto a las mujeres q participan en su penitencia lo q asen no quiere decir q se les discrimine su penitencia es una de las mas bonitas y la mas pesada por eso te pido de favor q investiges y no solo publiques tonterias ok estoy a tus ordenes

Red Social dijo...

Hola mi estimado "anónimo" por tu forma de escribir con palabras casi groseras, me doy cuenta que eres un fanático, que no has leído historia universal, por supuesto tampoco la historia de la conquista de Mesoamérica. Los argumentos que presentas no tienen base histórica, más bien suenan a enojo por herir tus creencias. Por supuesto he investigado sobre semana santa, incluso un compañero participó como encruzado para una investigación, él no es católico, se involucró para concerlos. Algunos miembros de mi familia -la mayoría son católicos- participan como penitentes,por supuesto que los conozco así como amigos que también salen en Semana Santa. Como no soy totalitario jamás mencioné que "todos" los penitentes son iguales, hay diferencias uno son peores que otros y no dudo que habrá gente noble. Soy taxqueño y conozco a varios de ustedes. Tines razón ni los presidentes ni los narcos podrán cambiar su creencia que tienen con Dios, los fanáticos son sordos, sobre todo como tu que escribes como "anómino" y no tienes el valor de decir tu nombre, tal y como fueron los verdugos encapuchados de la Inquisición. Ojalá Dios esté con ustedes en estos tiempos de crisis económica y hambre y ustedes no sientan dolor. Claro no soy católico, somos comunistas: Sergio Lugo de Taxco, Gro.

Crxs dijo...

Hola queridos amigos, mi nombre es Cristina Figueroa, soy Taxqueña, pero ahora no vivo aya, la verdad yo nunca conoci a un encruzado hehe, siempre los he admirado, simplemente, una cosa que eh aprendido en la vida y que el Catolicismo me ah enseñado es que no somos quien para jusgar a las personas, cada quien tendra sus razones para hacer las cosas, ahora estoy investigando un poco hacerca de las costumbres de Taxco, me reconosco ignorante, pero tampoco creo que a mucha gente le guste hacer ese tipo de cosas solamente por exivisionismo, hay formas mas divertidas, y el fanatismo, bueno, estamos ante un mundo hambriento de amor y de atención que ante el gran Amor de Dios se puede crear una confusión, pero bueno, el punto es que yo creo que no debemos de jusgar, la Iglesia esta para el mundo y esta formada por humanos, asi que por ende nada es perfecto. Dios te bendiga amigo mio, prosperidad y lo mejor en tu vida.