viernes, 2 de abril de 2010

Islam, Jesús y Catolicismo

"Islam, Jesús y catolisismo"
Sergio Lugo/ Red Social/ Taxco.

Publicado en el diario La Jornada Guerrero, el 2 de abril del 2010.

Aprovechando que en estos días se recuerda la Semana Santa, quiero señalar algunas diferencias y semejanzas entre el catolicismo y el islamismo. Puesto que existen muchos prejuicios de los católicos sobre los musulmanes que los tildan de fanáticos, ignorantes y terroristas. En Taxco sucede al revés con algunos penitentes.

Par hablar del islamismo me baso en la información que me proporcionó el embajador de la República Islámica de Irán en México, el doctor Ghadiri Abyaneh; el Corán, y sobre todo en el libro del embajador “Islam sin distorsión”.

Islam significa “sumisión a Dios” quien lo practica es llamado musulmán, que significa “el sometido o abandonado a la voluntad de Dios”. Existen aproximadamente 1 800 millones de musulmanes en el mundo, en todo el continente americano se calcula hay 13 millones.
Los musulmanes y los católicos (en teoría) creen en un solo Dios, los primeros le llaman Allah, los segundos le nombran Dios, pero creen en la trinidad: Dios padre, hijo Jesús y Espíritu Santo, como uno solo. Los musulmanes consideran a Jesús como un profeta de Dios pero no su hijo y al cristianismo y al judaísmo como parte del Islam.

Los musulmanes reconocen que la Torá y la Biblia fueron escritos por los profetas para dar a conocer la palabra de Dios (aunque han sido tergiversadas). Sus profetas principales son: Noé, Abraham, Moisés, Jesús y Mohamed.

Abraham es el padre del judaísmo, cristianismo e islamismo, los musulmanes acuden a la Meca (Arabia) y dan vueltas alrededor de la Kaaba, santuario que Dios mandó construir a Abraham y su hijo Ismael. Moisés, a él le habló Dios y por medio del auxilio de su hermano Aarón, liberaron al pueblo de Israel de los egipcios y Dios le hizo bajar las Tablas de la Ley en el Monte Sinaí.

Jesús es el Mesías prometido al pueblo de Israel. Su madre María para los musulmanes es virgen y santa y nunca estuvo casada y su hijo nació por gracia de Dios por medio del Arcángel Gabriel. El Corán tiene una sección que lleva su nombre y le atribuye milagros. La mujer musulmana lleva la filosofía de pureza de María en su vestimenta. Los católicos dicen que María estuvo casada con José, a Gabriel le llaman Espíritu Santo (parte de Dios). El Corán menciona al profeta Jesús en 4:171-172 y 5:72-75. En la Biblia se habla de un “profeta de Dios” pero no de un “hijo de Dios” en Deuteronomio 18:18-19. En el Corán se mencionan los milagros de Jesús como hablar desde el día de su nacimiento, curar al ciego y leproso y revivir de la tumba al muerto 5:110.

Para los católicos Jesús tuvo miedo de morir y se lamentó en Getsemaní, luego fue crucificado, padeció, fue sepultado y resucitó al tercer día. En cambio el doctor Ghadiri en su libro citado analiza: “Según la tradición cristiana, Jesús predijo la traición de Judas Iscariote y le informó a Pedro que lo iba a negar tres veces. Afirmó que iba a ser crucificado como signo de redención para la humanidad… Si él tenía conciencia de todo esto y aceptó su destino como la voluntad de Dios, ¿Cómo es posible concebir que en algún momento durante su agonía reclamara “Dios mió ¿por qué me has abandonado?...” Para los musulmanes Jesús no tuvo razones para reclamarle a Dios porque él no murió en la Cruz, reconocen su ascensión.

En el viejo testamento se habla que Dios no tiene imagen, Deuteronomio 04:15-18; que Dios es único, Deuteronomio 04:35-39; y que Dios le habla de un nuevo profeta a Moisés, Deuteronomio 18:18-19. Ante esto un documento islámico anota que según esos textos Dios le afirma a Moisés que vendrá un profeta similar a él. Entonces Cristo no puede ser hijo de Dios, sino un ser humano como Moisés, además Dios dijo a Moisés que no se debe rendir ningún culto a ninguna imagen. ¿Pero por qué el catolicismo representa a Dios padre como un hombre viejo?, y agrego que varios católicos ven a la cruz como una imagen de Dios.

El último profeta del Islam fue Mohamed (Mahoma) quien nació en La Meca en el 570 d.C. El Corán es la revelación que Dios le dio a través del ángel Gabriel, es la continuación de la Torá, Salmos y Evangelios. Los católicos no lo reconocen. El Islam menciona a los judíos y cristianos: “Creemos en Dios y lo que fue revelado a Abraham, Ismael, Isaac, Jacob, Moisés y Jesús…” Corán 3:84. Entonces entre estas tres religiones debería haber armonía y no odio. Finalmente recomiendo ver las películas: La última tentación de Cristo, director Martin Scorsese. Jesús de Montreal, director Denys Arcand. Y Jesucristo Superestrella director Norman Jewison. http://www.redsocialclub.blogspot.com/