lunes, 26 de abril de 2010

Liberación de Genaro Vázquez: Iguala e Icatepec

“Liberación de Genaro Vázquez: Iguala e Icatepec”
(A Roque Salgado y Filiberto Solís)

Sergio Lugo/ Red Social/ Taxco

“Roque Salgado Ochoa y Filiberto Solís Morales son mártires de nuestra lucha social contra la oligarquía y el imperialismo. Su propia conducta de ciudadanos honrados así lo corrobora. El primero maestro normalista y el segundo ex estudiante de la Escuela Nacional de Maestros. Nada hay en ellos, en su lucha por la restitución de los derechos del pueblo, de “forajidos” o “bandoleros” como falsamente se les califica en algunas notas periodísticas. Fueron hasta el momento de la emboscada en que nos tendió el ejército en Icatepec, donde perdieron la vida honrados y verdaderos luchadores por la libertad y el bienestar del pueblo. En la misma forma tendremos que afirmar las cualidades de honesto trabajador del campo de Ceferino Contreras y de un miembro más de nuestra organización retenidos y secuestrados fuera de toda jurisdicción constitucional en la mazmorra de la 35 zona militar con sede en Chilpancingo, donde con tormentos inauditos se les trata de obtener declaraciones de culpabilidad con delitos inventados”.

Esto dijo Genaro Vázquez en torno a su liberación de la cárcel de Iguala, en aquél histórico 22 de abril de 1968, gracias a un comando armado de solo diez personas.

Ese día Genaro fingió que le dolía la muela por lo que unos cuantos guardias lo sacaron de la cárcel para trasladarlo con un doctor, esto en plena luz del día. Con señas el profesor, quien ya había acordado el plan, les hizo señas a sus amigos que ya era el momento, entonces comenzó el enfrentamiento, por lo que los cívicos huyeron por la colonia de las Américas de Iguala hasta llegar al pequeño pueblo llamado Icatepec, que pertenece al municipio de Taxco, ahí se batieron a balazos con el ejército, donde al cabo de pocos minutos ya había decenas de soldados rodeando al pueblo por tierra y aire.

Desgraciadamente en un cerrito murieron Roque Salgado y Filiberto Solís Morales, miembros del comando, al igual que un campesino de ese rumbo quien prestó su mula y ofreció su vida por la causa de los cívicos. Fue herido José Bracho, quien cuenta que a causa de eso le brotó bastante sangre, por lo que se hizo pasar por muerto, esto le sirvió para que luego de recuperarse huyera hasta la Sierra.

José Bracho (quien fue uno de los brazos armados más cercano a Genaro Vázquez) narra este suceso con más detalle, cada año en Icatepec, justo al lado de una placa que lleva el nombre de Roque Salgado y Filiberto Solís, cerca del lugar donde perdieron su vida. Ahora la fecha del evento será el 24 de este mes, con la misma dinámica: la marcha desde Iguala (en las Américas) al pueblo, 7 a.m. y la plática en Icatepec (comunidad donde abunda la pobreza) a las 13 hrs., luego una comida ofrecida por el pueblo a las 14 hrs; en la tarde una becerreada y para terminar el día, a las 22 hrs un baile. Convoca la A.C.N.R El Movimiento Urbano Popular de Iguala, el grupo de danza Los Tlacuilos y el mismo pueblo. Anteriormente también han asistido Arturo Miranda y Santos Méndez Bailón, compañeros de armas de Genaro Vázquez.

Gregorio Fernández es originario del pueblo de Huixtac, perteneciente a Taxco, está cerca de Icatepec. El también anduvo con Genaro Vázquez. A Goyo le tocó el papel de repartir propaganda a favor de los cívicos, días antes y el mismo 22 de abril. Luego del duelo sangriento en Icatepec, Gregorio Fernández cuenta que el ejército no dejaba salir de sus casas a la gente ni que ingresaran al pueblo, finalmente pudo escapar de Icatepec en un camión colectivo, guardando su propaganda en un lugar diferente donde él se sentó, los militares no le encontraron algo sospechoso, logrando así salvar su vida. En los 70´s Goyo fue torturado y encarcelado, en una ocasión junto con Arturo Miranda. El nacido en Huixtac tiene una hermana desaparecida desde hace más de treinta años, ahora está escribiendo sus memorias. Gregorio Fernández fue uno de los comentaristas del libro “Una vida de guerra” de Armando Salgado, en Taxco, Museo Casa Humboldt, el 23 de abril, 19 horas. Ahí dió su vivencia de Icatepec.

El 22 de abril de 1968 se sigue recordando porque liberaron a Genaro Vázquez, quien se cuenta fue ayudado en su retorno a la Sierra, por gente de Taxco e Ixcateopan, aunque enfermo porque comía poco y bebía agua de pozo, logró consolidar lo que sería la Asociación Cívica Nacional Revolucionaria (A.C.N.R.), una de las guerrillas más impresionantes de Guerrero, junto con el Partido de los Pobres de Lucio Cabañas. www.redsocialclub.wordpress.com