martes, 13 de julio de 2010

Selvio Carrizosa (Festival de guitarra de Taxco)

Selvio Carrizosa
(Festival de Guitarra de Taxco)

A Antonio Danel, guitarrista taxqueño.

Sergio Lugo/ Red Social/ Taxco
Publicado en la revista "Con Taxco" el 12 de julio del 2010.

Fotos y videos del festival en www.redocelotl.wordpress.com/guitarrataxco/

Nuevamente se presentará el Concurso y Festival Internacional de Guitarra de Taxco, en su edición 13, como siempre, resaltará por su calidad en cuanto a los guitarristas que ofrecerán “conciertos” o “recitales” así como de los jóvenes concursantes. Será del 11 al 16 de julio, desde el año pasado, se realiza en el teatro Juan Ruiz de Alarcón del Hotel Misión, un digno escenario para tan galante fiesta.

Cabe mencionar que se cambió de sede debido a la intolerancia del sacerdote católico Primo Maldonado, ya que anteriormente los conciertos se hacían dentro de la parroquia de Santa Prisca, hasta que llegó él con su conservadurismo de la época medieval y rechazó cualquier acto cultural, su pretexto es que tienen que interpretar melodías sacras para que les permita la entrada a la iglesia.

Parece que estuviéramos escuchando a la Santa Inquisición donde el Dios católico –manipulado por la iglesia- estaba por encima de la ciencia y la cultura, despreciando así este grandioso festival de guitarra que es considerado uno de los mejores de todo México, así lo ha expresado Juan Helguera, guitarrista a quien admiro mucho por su calidad y manera elegante de dirigirse a los demás.

Quiero hacer un pequeño homenaje a mi amigo Antonio Danel, guitarrista taxqueño a quien conocí un par de años atrás, él siempre estaba en las clases magistrales de este festival. Danel es de los pocos mexicanos que más conocen y aman la música española, en especial los guitarristas de la península ibérica, es un gran ejecutante en ese rubro. De él he aprendido bastante como guitarrista, además se dedicó a pintar y escribir y como persona lo estimo.

Sobre el festival de guitarra de Taxco, solo me basta repetir que es de los mejores, por mucho más que Jornadas Alarconianas y Feria de la plata, los días que transcurren en esta fiesta de la guitarra son de los más felices de mi vida, el oler, sentir, tocar, la guitarra me apasiona, al igual que charlar con guitarristas sencillos de quienes me alimento para sobre vivir en este mundo material lleno de ruido absurdo llamado –música dance que ponen en los antros- al igual que “canciones” de “ música de banda” estilo duranguense o Sinaloa, que por su música y letra son irrelevantes.

Este año el guitarrista homenajeado será Selvio Carrizosa, por lo que presentamos su vida y obra. Selvio Carrizosa nació en la ciudad de México, D.F. el año 1934 y se inició en el estudio de la guitarra a temprana edad bajo la dirección de su padre, el profesor Marcelino Carrizosa (1884-1962). Finalmente adoptó la guitarra sexta con la cual se inició en la técnica de Segovia y Pujol bajo las enseñanzas del guitarrista peruano Jesús Benítez.En 1963 fue presentado por la Sociedad Internacional de Guitarra en la Sala Manuel M. Ponce del Palacio de Bellas Artes y esto fue el inicio de una amplia carrera concertística durante la cual ha recorrido la República Mexicana, los Estados Unidos, Guatemala, Honduras, Alemania y la ex Unión Soviética.

Durante su primera gira por los Estados Unidos en 1967, conformada por más de quince conciertos, conoció al maestro Andrés Segovia, quien lo invitó a asistir al Festival Música en Compostela, (España 1968), donde el gran maestro impartió un curso magistral. A instancias del propio Segovia y con la recomendación del maestro Guillermo Flores, Carrizosa ingresó ese mismo año al Conservatorio Nacional de Música (CNM) donde cursó la carrera de Concertista y recibió mención honorífica en su examen de décimo y último año.En las diversas asignaturas cursadas en el CNM fue alumno, entre otros, de los maestros Gonzalo Ruiz-Esparza, Imre Hartman, Carlos Greull, Alicia Muñiz, Juan José Vera, Héber Hernández, Simón Tapia Colman y Guillermo Flores; este último dedicó a Carrizosa sus obras Variaciones Homenaje a Ponce y Fantasía Concertante para guitarra y Orquesta; obra que ha interpretado con la Orquesta de la Ópera, la Orquesta Sinfónica de Guanajuato y la Orquesta sinfónica de Durango.

Al mismo tiempo, asistió a cursos de perfeccionamiento con grandes figuras de la guitarra como Alirio Díaz, José Tomás, Abel Carlevaro, Oscar Ghiglia, Carlos Barbosa-Lima, José Luis Rodrigo, Leo Brouwer y el propio Segovia, así como tres cursos de música antigua impartidos por Javier Hinojosa, entonces profesor de la Schola Cantorum de París y actualmente del CNM, invitado por Carrizosa durante su gestión como director de dicha escuela.

Además de su carrera concertística, este artista ha desarrollado una amplia labor pedagógica tanto desde su cátedra en el Conservatorio.

En Cuba, en donde alternó con Antonio Lauro, Alirio Díaz, Leo Brouwer y Juan Helguera, durante el Primer encuentro de guitarristas de América Latina y el Caribe (Ciudad de La Habana, 1978). Además, ha participado en programas de radio y televisión, ha escrito diversos artículos para revistas especializadas como Heterofonía y realizado algunas grabaciones profesionales como el compacto “Guitarra mexicana” en que alterna con Guillermo Flores, Julio César Oliva y Juan Helguera.Preocupado por las dificultades que entraña ir a Europa para acceder a estudios superiores o Cursos Magistrales, Carrizosa solicitó ayuda al INBA y otras personas físicas y morales como la Asociación Guitarrística Mexicana, A.C., gracias a lo cual pudo organizar cursos magistrales con grandes figuras de la guitarra como Oscar Ghiglia, Carlos Barbosa-Lima, Leo Brouwer, José Luis Rodrigo y Javier Hinojosa.

En 1997 fue invitado por el entonces Director del Centro Nacional de Investigación, Documentación e Información Musical, CENIDIM, del INBA, José Antonio Robles Cahero, para desempeñarse en la subdirección de esa institución, la cual ocupó hasta noviembre de 1998 en que fue nombrado Director del Conservatorio Nacional de Música para el cuatrienio 1998-2002.Desde hace más de quince años, Carrizosa comenzó a incluir en sus conciertos obras para guitarra séptima del siglo XIX, interpretadas en una guitarra de ocho órdenes; recibiendo particular aplauso los jarabes mexicanos para guitarra séptima, publicados por Munguía y Cia. a mediados del XIX.