sábado, 29 de mayo de 2010

Crimen a un Buendía

“Crimen a un Buendía”

Sergio Lugo/ Red Social/ Taxco

“Zorrilla Pérez fue y es un producto de las normas y formas de ser del sistema del poder político en México que puede operar sin controles sociales, aunque existan leyes… Sirvió en tareas sucias, de trabajo arduo y con frecuencia sucio… Fue puesto –por algún amigo del poder- en un cargo muy delicado que requería mayor preparación, más capacidad de análisis histórico- político, experiencia, madurez y convicciones de servicio social… A él le ocurrió en la Dirección Federal de Seguridad, la que era la principal corporación de información política privilegiada y de seguridad del Estado. Y la hizo caer y cayó con ella…”

Lo anterior es parte del análisis sobre José Antonio Zorrilla Pérez, ex director de la Dirección Federal de Seguridad (DFS) de 1982-1984, por parte del periodista Rogelio Hernández López, en su libro titulado “Zorrilla, el imperio del crimen”, editorial Planeta, México, 1990, primera reimpresión.

El libro se centra en el asesinato del periodista Manuel Buendía, el 30 de mayo de 1984, famoso por su columna: “Red Privada”. Rogelio Hernández señala a Zorrilla como el autor intelectual del asesinato de Buendía.

Rogelio Hernández López (01/08/1950) hasta 1990 tenía como trayectoria: responsable de asuntos obrero-sindicales del semanario “Oposición” (1978-79); colaboró para las revistas “Sucesos para todos”, “Interviú”. Fue enviado a la guerra de Nicaragua (1979). Fundador del semanario “Di” (1980-81). Director de la “Revista del consumidor del Inco” (1985). En octubre de 1989 el Club de Periodistas le otorgó el premio Francisco Zarco, por su trabajo en torno al caso Buendía y por su labor en Excélsior.

Zorrilla Pérez nació el 15 de mayo de 1942, en Zimapán, Hidalgo, refiere el libro citado. Licenciado en Economía. En 1970 Fernando Gutiérrez Barrios nombró a Zorrilla como su secretario particular en la subsecretaria de gobernación con Echeverría. Gutiérrez Barrios fue fundador de la DFS.

Al concluir el sexenio, Zorrilla fue diputado federal, además subsecretario de organización del CEN del PRI. En 1981 es secretario de gobierno del Hidalgo. El 3 de diciembre de 1982 fue nombrado director de la Dirección Federal de Seguridad (DFS) el terror de guerrilleros y activistas sociales.

Manuel Buendía Tellezgirón, nació el 24 de mayo de 1926. Asistió a un seminario, luego formó parte de la revista “La Nación” el órgano del PAN. Más tarde fungió como director de la cooperativa “La Prensa”. Fue responsable de prensa en la CFE, de Nacional Financiera, del DDF. Conoció a Zorrilla en 1971. Ya publicaba en “El Día” sus columnas: “Para control de usted” y “Concierto político”. En 1977 se dedicó a su columna “Red Privada” y se fue con ella a “El sol de México”, “El Universal” y aparecía en la primera plana de “Excélsior” y varios diarios del país.

Zorrilla y Buendía eran amigos, comían y cazaban juntos. Buendía denunciaba en sus columnas la injerencia de la CIA en México, al alemán ex nazi Gerhard Georg Mertins por tráfico de armas. También a “Los Tecos” el grupo de ultra derecha, ligado a los hermanos Leaño y la Universidad Autónoma de Guadalajara, en una columna tituló “Somocistas (Nicaragua) –ligados a los Tecos- amenazan hundir barcos de PEMEX”. También mencionó a la iglesia católica y a sus ministros Girolamo Prigione y Ernesto Corripio Ahumada. En 2010 eso nexos continúan con otros nombres.

Se dice que Zorrilla mandó matar a Buendía porque el periodista publicaría sus nexos con el narco, en especial con Rafael Caro Quintero. Otros aseguran que revelaría “Boquitas calientes” donde denunciaría las relaciones amorosas entre presidentes de la República, con gobernadores de Guerrero y el Estado de México.

Durante el sexenio de De la Madrid con Bartlett como secretario de gobernación, hubo 31 periodistas muertos. No resolvieron el caso de Buendía. Solo al final con el fiscal especial Miguel Ángel Domínguez y con la presión de Ángel Buendía, Sánchez Armas, Jorge Meléndez, Granados Chapa, Rogelio Hernández y otros más, se hizo justicia.

El fiscal García Domínguez concluyó que Zorrilla fue el autor intelectual del homicidio de Buendía y José Luís Esqueda. Además culpado por introducción y acopio de armas, enriquecimiento ilícito y actividades contra la salud. Carlos Salinas detuvo a Zorrilla el 14 de junio de 1989 para legitimarse en el poder y salvar el sistema priísta.

Ahora nuestras redes no son privadas, sino sociales para tener mayor trascendencia y un buen día siempre. http://www.redsocialclub.blogspot.com/