viernes, 7 de mayo de 2010

El tronco del Rock and Roll (A Paul McCartney)

El tronco del Rock and Roll
(A Paul McCartney)

Sergio Lugo/ Red Social/ Taxco
Publicado en el diario "La Jornada Gro." el 07 de mayo del 2010.

“Hey Jude” fue la primera canción que escuché de The Beatles, la segunda fue “Revolution”, que eran las dos que contenía el pequeño disco de acetato que encontré en la consola de mi casa, cuando tenía como 11 años. Esto fue gracias a que vi a un tío que estaba leyendo un libro, le pregunté que quiénes eran ellos y me respondió: -¡The Beatles, sin ellos no hubiera existido el Rock and Roll!

El próximo 27 y 28 de mayo regresa a México Paul McCartney, al Foro Sol. http://www.ticketmaster.com.mx/ y http://www.ocesa.com.mx/ Mi más grande orgullo fue haber puesto en el centro de la discusión a The Beatles, entre mis compañeros y profesores de la secundaria en Taxco. Aprendí de los Fab 4, gracias a un programa llamado “El club de la caverna” de la radio taxqueña, hoy llamada “Soy Guerrero” 1310 AM.

Aún se cimbra en mi cabeza el concierto subterráneo que ofrecieron hace años, la Orquesta Filarmónica de Acapulco junto con el grupo “La Morsa” con canciones de The Beatles, en el escenario natural de las Grutas de Cacahuamilpa (ideal para que ahí toque ahora Paul McCartney). Diario esperaba ansiosamente el programa de radio (por la mañana y al mediodía) “El club de los Beatles” para escuchar sus canciones y los datos que proporcionaba Enrique Rojas, en la estación Universal Stereo del 92.1 FM del D.F.

Considero que McCartney tiene una de las mejores voces del Rock y otros géneros en todos los tiempos. Es un compositor audaz y buen bajista.

“Oh darling” es claramente una de mis favoritas, donde la voz de McCartney va de tierna a unos timbres que alcanzan el Olimpo en segundos, para luego aterrizar en un manglar sensual. Su bajo es travieso en “I wanna hold your hand” y destaca en “While my guitar gently weeps” donde al estilo de “mano lenta” es constante, denso, suave y muy sicodélico.

Al sentir “The long and wining road” en su versión clásica nos remonta a las Big Bands de los 50´s, estilo Franc Sinatra, muy fina, es un Paul más sabio. Esta canción la disfruto viendo la montaña verde y el cielo azul. “Blackbird” hace referencia a los afroamericanos que luchaban por sus derechos civiles y liberación.

Sabíamos que había una respuesta porque apareció “Let it be”, que nos iluminaba. “Helter Skelter” es fuera de lo cotidiano, al punto que parece contribuir a las ondas en expansión del Hard Rock. Paul tiene su voz cálida junto con la guitarra de Harrison en “Till there was you” que nos evocan a una mañana primaveral, con el sol de testigo, al sentir que presenciamos a un trío de boleros.

Hoy cada sábado el veterano grupo “The Silver Kings” de Taxco abren su show con “Dry my car” en el bar “Concha Nostra”. “All my loving” y “Gettin better” han puesto a bailar a varias generaciones. “Hey Jude” –dedicada a Julian- nos enseña que no debemos cargar al mundo en nuestros hombros. Me gusta la versión de “I´ve got a feeling” cuando la interpretan en el techo del famoso edificio.
Lennon es el rebelde, Ringo el ritmo, Harrison el místico y Paul el elegante (quien en la portada de Abbey Road camina diferente), basta escuchar “Michelle”, “And i love her”, “Here there and everywhere”, “She´s leaving home”, “Yesterday”, “The fool on the hill”. McCartney tiene una voz profética en “Golden slumbers”-Carry that weight-The end”.

Recientemente la que me provoca trastornos, ansiedad, melancolía, felicidad y añoranza, es la secuencia de las canciones “Sun King-Mean Mr. Mustard-Polythene Pam-She came in through the bathroom window”, donde todos participan y la voz al final del Paul es certera.

Con los Wings y Linda, Paul ofrece una canción sublime “Band on the run”, con su voz y chillido de guitarra. “Let me roll it” es la cachonda. “My love” y “Ebony and Ivory”: las dulces. “Monkberry moon delight”, “Junior´s farm”, “Jet” y claro “Momma miss America” las super rockeras. “Live and let die” la que retomarían Guns and Roses. “No more lonely nights” es la desesperación por tener a tu mujer. “The back seat of my car” habla del D.F.

Recomiendo escuchar a McCartney en vivo junto con los músicos Abe Laboriel (hijo de Abraham), Bryan Ray, y Rusty Anderson, para vivir la experiencia de un concierto mágico y misterioso. The Beatles y Paul son el tronco del Rock porque a partir de ellos se catapultó este género rebelde con muchas ramas en el árbol siempre joven. Los llevo en mi cabeza hippie y proletaria. En la mano derecha la guitarra, y en la izquierda el manifiesto de Carlos y Federico. http://www.redsocialclub.blogspot.com/ http://www.redsocialclub.wordpress.com/
Fotos 1, 2 y 3 (Laboriel): Google. Foto 4: Gwen Langford 2009. (Rusty, Paul, Ray).