domingo, 21 de noviembre de 2010

Che Guevara: extremadamente humano

Che Guevara: Extremadamente humano

Por Sergio Lugo, columna: Red Social

El autor es periodista y promotor cultural de Taxco, Guerrero. Seguidor de la acción del Che.

El joven Che sonríe.

“Yo me fui a ver a una vieja que era clienta de la Gioconda…se respiraba ese olor acre de sudor y patas sucias…sumaba una descompensación cardiaca…en estos casos es cuando el médico desea…que algo suprima la injusticia que supone que la pobre vieja hubiera estado sirviendo hasta hacía un mes para ganarse el sustento…hasta cuándo seguirá este orden de cosas…es hora de que los gobernantes dediquen… más dinero a solventar obras de utilidad social…”

Lo anterior son palabras del Che, en una carta titulada “La sonrisa de la Gioconda” citada en el libro “El pensamiento político de Ernesto Che Guevara” de María del Carmen Ariet García, publicado por “Ocean Press”, México, 2003. Ariet García en Doctora en ciencias históricas y coordinadora científica del Centro de Estudios Che Guevara en La Habana.

Ernesto Guevara de La Serna fue asesinado el 9 de octubre de 1967 por un boliviano bajo las órdenes del gobierno de Estados Unidos. El Che representa para mí al comunista más integro en la historia mundial. Padeció asma, fue adicto a la lectura, practicó deporte, escribió todo cuanto sintió, viajó, fue médico de profesión, el internacionalismo fue su bandera, fue guerrillero, carismático, buen orador, congruente, cometió errores, firme en sus decisiones, tuvo defectos, por todo eso fue extremadamente humano.

El libro citado, resalta las influencias que tuvo el Che para su formación política Fueron determinantes las lecturas que realizó en su juventud; su amigo Alberto Granado declaró en 1967: “(el Che) a los 14 años leía a Freud, se enamoró de la poesía de Baudelaire, leyó a Dumas padre, Verlaine y a Mallarmé en su lengua original. A García Lorca, Antonio Machado y Pablo Neruda…” Escribió su “Índice de Libros” donde viene una lista de sus libros favoritos, entre ellos resalta para mi sorpresa a mi paisano taxqueño el dramaturgo Juan Ruiz de Alarcón, con su obra “La verdad sospechosa”. En cuanto a medicina, hizo investigaciones sobre alergias en la Clínica del Dr. Pisani en Argentina y luego las profundizaría en México.

El Che Guevara es hecho prisionero en Bolivia en 1967.

Escribió sus “Cuadernos filosóficos” donde tiene citas bibliográficas de varios autores como Marx, Lenin, Darwin, Hesse, Cervantes…Sus viajes por América Latina en 1951 y 1953 lo impactaron, al respecto se publicó en 1992 “Notas de viaje”. Se solidarizó con los mineros de Chile y enalteció a Salvador Allende, admiró a los bolivianos y sobre todo a la revolución frustrada de Guatemala.

En su nota “El día de San Guevara (su cumpleaños)” plasmó: “Creemos que la división de América en nacionalidades inciertas e ilusorias es ficticia. Constituimos una sola raza mestiza que desde México hasta el Estrecho de Magallanes presenta similitudes etnográficas… por eso brindo por Perú y América Unida”. Se maravilló con Machu- Picchu. Charló con Juan Bosch y Manuel Mora Valverde.

En entrevista con Masseti en La Sierra Maestra en 1958 declaró el Che “Yo considero mi patria no solo a la Argentina sino a toda América…tengo antecedentes como el de Martí y es en su tierra en donde yo me atengo a su doctrina.” En su libro “Guerra de guerrillas” plantea la liberación del mundo, principalmente de América Latina.

Ante médicos cubanos en 1960, el Che pronunció “empecé a viajar por América…empecé a entrar en contacto con la miseria, con el hambre, con las enfermedades…y empecé a ver que había cosas tan importantes…y era ayudar a esa gente.”

Uno de los documentos más hermosos de Che es el “Mensaje a la Tricontinental” publicado el 16/04/67: “Es la hora de ponerlo todo al servicio de la lucha…nos lo enseña Viet Nam… para lograr la victoria final…”

El cadáver del Che en Bolivia, asesinado por órdenes del gobierno de EUA, el 9 de octubre de 1967.

En Argel en 1965 habló el Che: “No puede existir socialismo si en las conciencias no se opera un cambio que provoque una nueva actitud fraternal ante la humanidad, tanto de índole individual…como mundial, en relación a todos los pueblos que sufren la opresión imperialista…” Es por eso su necesidad del “Hombre Nuevo” el cual estamos formando en la actualidad.

La razón por la que en Guerrero miles seguimos el ejemplo del Che, es por lo que dijo en México el 15/07/56 “Soy todo lo contrario de un Cristo, por las cosas que creo, lucho con todas las armas a mi alcance…en vez de dejarme clavar una Cruz…es cierto que después de deshacer entuertos en Cuba me iré a otro lado cualquiera y es cierto que encerrado en una oficina burocrática o en una clínica de enfermedades alérgicas estaría jodido…”www.redsocialclub.blogspot.com