domingo, 21 de noviembre de 2010

Vivencias del movimiento estudiantil del 68 (en Taxco no se olvida)

Vivencias del movimiento estudiantil del 68

(En Taxco no se olvida)

Sergio Lugo/ Red Social/ Publicado en la revista “Con Taxco” el 4 de octubre del 2010.

El 2 de octubre del presente año, se organizó una mesa redonda sobre el movimiento estudiantil de 1968. La sede fue la Casa Humboldt, el moderador fue el profesor Saturnino Abarca; los participantes fueron Sol Garcidueñas, Directora de la Escuela Nacional de Artes Plásticas de la UNAM Campus Taxco; Javier Ruíz Ocampo, Cronista y arquitecto; Rodrigo Espino, Maestro del CEPE UNAM Campus Taxco; Roberto Díaz Portillo, Etno historiador y profesor de historia virreinal también en el CEPE y finalmente el profesor de la preparatoria No. 4 Juan José Acevedo Pliego, conocido como el “Hochi”.

El primero en hacer uso de la palabra fue Rodrigo Espino que más que hablar sobre el año de 1968, hizo un preámbulo que conllevó a aquella masacre. Habló desde Madero, pasando por Zapata, el término de la Revolución Mexicana y lo que llevó al nacimiento del Partido Revolucionario Institucional, hasta caer en su decadencia de autoritarismo y terror, principalmente a finales de los sesentas. Basta con ver la era de asesinatos que se padeció en Guerrero, con Caballero Aburto y esa clase de políticos priìstas.

Enseguida Javier Ruíz narró su experiencia aquél 2 de octubre de 1968, él trabajaba en la Comisión Federal de Electricidad C.F.E., ya tenía más de cinco años viviendo en el D.F. Cuenta que vivía relativamente cerca de Tlatelolco, que aquella tarde vio pasar a varios militares y tanquetas, al poco rato escuchó disparos sin cesar por un minuto, lo que hizo que se escondiera en el baño, pues consideraba que era el lugar más seguro de su casa. Luego vio por su ventana que padres de familia con sus hijos regresaban a la Plaza de las Tres Culturas, pero él les advirtió que no regresaran pues había varios uniformados con armas. Es de todos conocido lo que sucedió esa tarde noche. Al día siguiente cuenta el cronista –quien durmió pocas horas- que al salir de su casa rumbo a la CFE, vio varias tanquetas por doquier, además de zapatos y bolsas tiradas, y sobre todo charcos de sangre.

A continuación “El Hochi” habló su experiencia en el mes de julio de 1968, cuando él era estudiante de la Escuela Vocacional No.5 del IPN, ubicada frente a la Ciudadela. Cuenta que un día vio golpeado a un amigo de su compañero “El Peluche” ya que los estudiantes de la escuela Isaac Ohoterena (ligada a la UNAM) por cuestiones estudiantiles. Así que decidieron vengarse el 22 de julio, después cuando el profesor Acevedo llegó a clase, encontró vidrios rotos y manchas de sangre en la pared.

Asegura el maestro de la prepa 4 que después los de la Vocacional 5 golpearon en desquite a lo estudiantes de la Ochoterena, estos últimos pidieron el auxilio de la policía, entonces mandaron a unos doscientos granaderos a la “Voca” cuyo jefe era el general Luís Cueto Ramírez y el sub jefe era Raúl Mendiolea Cerecero. Los granaderos empezaron a golpear con macanas a cualquier estudiante que salía de clases, causando decenas de estudiantes heridos.

Esa fue la primera golpiza por parte de la policía en contra de los estudiantes que eran tratados como delincuentes, lo que en los meses siguientes crecería como un verdadero movimiento estudiantil, ahora sí ya los de la UNAM unidos con los del IPN para rechazar la brutalidad del gobierno.

Roberto Díaz Portillo manifestó que es un heredero del 68, aunque él no lo vivió, pues es relativamente joven, si contó el proceso de la UNAM luego de aquel 2 de octubre. Cuando el ejército dio el “Bazukazo” a la prepa 1 de San Ildefonso (foto famosa tomada por Armando Lenin Salgado), se consideró un agravio a la autonomía de la universidad, por lo que después el rector de la UNAM Barros Sierra se uniría a las manifestaciones estudiantiles en contra del gobierno.

El siguiente rector Pablo González Casanova, cuenta Díaz Portillo fue quien creó los Colegios de Ciencias y Humanidades conocidos como “CCH” considerados como una verdadera innovación académica, con el tiempo se pretendió eliminarlos (eso lo entiendo porque los CCH era muy críticos al sistema y enseñaban marxismo, un peligro para el sistema). En 1987 otro conflicto derivó en una huelga con el famoso Comité Estudiantil Universitario “CEU” y para esos jóvenes el referente era el movimiento del 68.

El profesor del CEPE consideró que al igual que “el Bazukazo” en el 68, en febrero 07 del año 2000, también se violó la autonomía universitaria cuando la Policía Federal Preventiva PFP entró a CU para detener a centenares de jóvenes del CGH.

Roberto Díaz concluyó su participación haciendo un pequeño homenaje a su padre que participó en el movimiento del 68, quien se salvó de morir en dos ocasiones, ayudado por sus compañeros. Roberto se considera un heredero del 68, porque si su padre hubiera fallecido en esa época, él no estuviera aquí. Saturnino Abarca leyó el poema de la magnífica Rosario Castellanos “Memorial de Tlatelolco”.

Terminó la mesa redonda con la participación del Sol Garcidueñas, quien presentó un libro de la UNAM, con gráficas de artistas plásticos, bajo el tema del 68, las cuales se caracterizaron por su sencillez y contundencia para generar consciencia social en cuanto a la represión del gobierno. Todas eran en blanco y negro, llenas de creatividad, con un fin propagandístico , las cuales contribuyeron a romper el cerco informativo que nos impuso el sistema priísta, puesto que en la televisión solo se trataba de bandoleros a los estudiantes, por eso los jóvenes manifestaron ¡Prensa Vendida! De entre las imágenes sobre sale la que sigue siendo un emblema del 68: Una paloma de la paz, herida con una bayoneta.

Entre el público sobresalió un señor que fue activista del 68 y dijo estar desilusionado de todo. Creo que varios tienen el mismo sentimiento, jóvenes de aquél 68, que dieron su vida por un sistema democrático en nuestro país, ahora con este gobierno federal panista, consideran que es un desastre. Sin embargo hay quienes estamos seguros que aun podemos conseguir lo que tanto exigimos en 1968: ¡Libertad! Aunque nos persigan, nos vituperen, nos juzguen locos, no nos doblaremos hasta lograr la Victoria, ahora y siempre. ¡2 del octubre del 68: Ni olvido ni perdón! www.redsocialclub.blogspot.com