domingo, 21 de noviembre de 2010

Mi corazón en la UNAM

“Mi corazón en la UNAM”

Sergio Lugo/Red Social/Taxco.

Publicado en La Jornada Guerrero el 2 de octubre del 2010.



“Los estudiantes bloquearon todas las calles adyacentes a la escuela de San Ildefonso… Me tocó a mí el que diera a conocer por primera vez las peticiones hechas al gobierno por los estudiantes…Esa noche el ejército lanzó un “Bazukazo” al venerable portón de la preparatoria , hecho que determinó cómo serían los meses por venir…”

Lo anterior es una narración del fotógrafo Armando Lenin Salgado en “Una vida de guerra”, quien en 1968 tomó la foto famosa del “Bazukazo”. Eso fue considerado como una “violación a la autonomía universitaria”.



Resalta una foto de Lenin Salgado donde se lee: ¡Nuestro pueblo sufre DIAZ de hambre y ORDAZ de ladrones!. En Tlatelolco al día siguiente del 2 de octubre del 68, Salgado captó a unos militares pisando una masa encefálica y a otro uniformado sentado, preocupado con sus manos en su rosto.



Conviene ver la película “Rojo amanecer” de Jorge Fons y el documental “El grito” de Leobardo López Aretche. Luego del 68 algunos jóvenes se dedicaron a la vida académica, otros se fueron a las guerrillas y unos más fueron cooptados por el sistema priìsta.



En los últimos años mi experiencia con la UNAM ha sido trascendental. Me es grato charlar con el profesor Manuel Quijano de la Facultad de Ciencias Políticas. En el pasillo que llega a la Biblioteca Central, siempre aprendí sobre cine de arte, gracias al colectivo “Movie art” que tiene una visión pedagógica sobre el séptimo arte.



Los domingos en el centro cultural podía disfrutar de manera gratuita, alguna puesta en escena en el teatro Juan Ruíz de Alarcón. En 2008 tuve la oportunidad de escuchar y conversar con el jazzista Jean Toots Thielemans en la sala Netzahualcoyotl. Esto gracias a Soledad Galdames.



En el campus de la FES Acatlan, mi visión de la vida cambió gracias al profesor Miguel Escobar, un chileno que estuvo con Salvador Allende y que llegó exiliado a México. Con el profesor Esteves Guzmán mi conocimiento sobre organismos internacionales se incrementó.



En su centro cultural escuché al trovador Gonzalo Ceja quien incorpora una visión indígena a su música. Presencié el Tour de cine francés, me regocijé con el cine brasileño con “Ciudad de Dios” y “Carandirú” y la argentina “Camila”.



En 2009 fui enviado por la Senadora Yeidckol Polevnsky a la Facultad de Economía, para acompañar a la entonces embajadora de Hondura s: Rosalinda Bueso y a la ministra de finanzas de Zelaya: Rebeca Santos. El tema fue “el golpe de estado en Honduras”. Los profesores Ulises Lara, Adalberto Santana y Roberto Escalante de manera clara y fundamentada explicaron las razones de ese siniestro, todos apoyaron a Zelaya de manera contundente.



El 28 de este mes, se firmó un comodato entre el gobernador Torreblanca y el rector Narro, por 30 años para que el CEPE UNAM se quede en la ex hacienda del Chorrillo en Taxco, gracias a que gente como Raúl Domínguez, Inés Carvajal , Isabel Bustamante, Francisco Castro, el Grupo Taxco y muchos más se manifestaron.



En el CEPE he convivido con musulmanes, conversado con gente del Caribe y África, así como japoneses, coreanos y vietnamitas. He conocido gente interesante de EUA como Jennifer MacCormack, Jamie Heath, Nicole Walter, Elisabeth Gambino, Nayeli Chávez, Victoria Dimas. Charlé con gente cristiana como Carrie Lewis y la presbiteriana Rachel Goeke. Las canadienses Louis Lavigne, Josiane Plante, Rachel Laurenti y Jenn Muir, la eslovaca Katarina Temensikova, la suiza Fabienne Mûller. Ahí conocí a mis amigos Peyton Martin y a Achim de Alemania. De los hindús tengo buenos recuerdos. Todos aman a la UNAM y a México. El CEPE es un espacio de convivencia para diferentes razas y religiones.

El ex director de ahí José Luís Talancón fue muy amable conmigo y su actual director Javier Cuétara presenta eventos culturales cada semana.



Luego de ver mi preocupación por el CEPE, en julio del 2007 mis amigos los diputados federales Modesto Brito y Alfonso Suárez del Real, presentaron en San Lázaro lo siguiente: “Se propone para que la SEP, el INAH y la UNAM para que realicen los estudios y determinen las acciones necesarias para determinar que la ex hacienda del Chorrillo en Taxco, se convierta en Patrimonio pleno de la UNAM en coadyuvancia con la UAG y el gobierno del estado de Guerrero, permitiendo con ello convertir e impulsar este lugar histórico en un centro de tolerancia de las culturas, las artes, y la educación para el país”. Para ver entrevistas con extranjeros: www.redocelotl.wordpress.com/cepe

Nota: Las tres primeras fotos son de Armando Lenin Salgado en 1968, quien vive en Pilcaya, Guerrero